Blog / Cómo quitar el moho de la alfombrilla del baño
30 marzo, 2016
Cómo quitar el moho de la alfombrilla del baño

  El moho es un tipo de hongo que habita normalmente en lugares húmedos. Suele alimentarse de materia descompuesta, como hojas de árboles en los suelos boscosos, lo cual es muy beneficioso. En cambio, si el moho invade un hogar causará diversos perjuicios ya que intentará comer cualquier material adecuado. Las alfombras, en especial las […]

Gray anti slip mat isolated on white background

 

El moho es un tipo de hongo que habita normalmente en lugares húmedos. Suele alimentarse de materia descompuesta, como hojas de árboles en los suelos boscosos, lo cual es muy beneficioso. En cambio, si el moho invade un hogar causará diversos perjuicios ya que intentará comer cualquier material adecuado. Las alfombras, en especial las de baño, están en esa lista y, llegado el caso, debemos saber cómo resolver el problema.

Este foco de bacterias, que coge un color negro desagradable a la vista, es uno de los grandes enemigos estéticos que tiene cualquier baño. De hecho, es lógico que aparezca ya que el agua, el jabón, el vapor y la falta de ventilación de esta zona de la casa hace que prolifere y se desarrolle haciendo difícil el poder eliminarlo. Por suerte, son muchas las alternativas caseras para mantenerlos a raya y son muchos los trucos que se pueden emplear para eliminar el moho de las paredes del baño, sobretodo de las de la ducha y la bañera.

Pero hoy os vamos a ofrecer un truco para la alfombrilla antideslizante, una de las fuentes de bacterias por excelencia. Para empezar, es importante limpiarla después de cada uso para evitar que se acumule el moho negro y suponga un peligro para nuestra salud.

La humedad y un secado inadecuado fomenta la aparición de las bacterias, aunque eliminarlas será muy sencillo si lo hacemos con asiduidad.

Realiza el siguiente truco casero para mantenerla limpia y sin hongos:

– Primero limpia la alfombrilla con agua y jabón y frota bien con un cepillo. Usa un cepillo dientes (en desuso) para llegar a todos los rincones de las ventosas, resulta muy eficaz.
– A continuación, aclara con abundante agua e introdúcela en un barreño con agua tibia y un chorrito de amoniaco. Déjala en remojo 10 minutos. Aclárala y déjala secar bien, verás como te quedará limpia como la primera vez.

Articulos relacionados

Blog Trucos - 30 marzo, 2016
  Una mancha de vino tinto en tu alfombra es algo alarmante. El color oscuro del vino lo hace...
Blog Hogar confortable - 30 marzo, 2016
  El baño es una de las estancias de nuestro hogar que por el uso frecuente que hacemos de...
Blog Hogar confortable - 30 marzo, 2016
  Antes de irnos de vacaciones o de pasar un periodo largo de tiempo fuera de casa, es bueno...