Blog / Consigue un césped perfecto
20 abril, 2016
Consigue un césped perfecto

  Cuando llega el buen tiempo todos tenemos la inevitable tentación de tumbarnos sobre un buen césped para experimentar la increíble sensación de conexión con la naturaleza. O bien descalzarnos y caminar sobre él para sentir en nuestras plantas su suavidad y frescor, que ejerce sobre nosotros un efecto balsámico relajante. Pero no todos tenemos […]

 

Outdoor portrait of a beautiful young woman lying on the grass

Cuando llega el buen tiempo todos tenemos la inevitable tentación de tumbarnos sobre un buen césped para experimentar la increíble sensación de conexión con la naturaleza. O bien descalzarnos y caminar sobre él para sentir en nuestras plantas su suavidad y frescor, que ejerce sobre nosotros un efecto balsámico relajante.

Pero no todos tenemos la suerte de contar con un jardincito donde plantarlo y disfrutarlo, aunque casi siempre tenemos algún lugar cerca donde poder disfrutar de esa sensación.

Si tienes la suerte de poder contar en tu casa con una parcela de jardín, aunque sea pequeña, aquí os dejamos unos cuantos consejos para que consigas una verdadera alfombra verde y saludable.

– Fertiliza menos: Es normal que te mueras de ganas de abonar el terreno en cuanto aprieta un poco el calor, pero no te pases: una fuerte dosis reverdecerá tu césped rápidamente, pero también lo hará más vulnerable a las malas hierbas, plagas y al calor del verano.
Consejo: mejor abonar con medida y regar después con generosidad.

– Hazlo más espeso: Las malas hierbas buscan y rellenan los huecos que el césped deja. Por eso es recomendable que siembres en las superficies menos pobladas para ponérselo más difícil.
Consejo: dale la bienvenida al nuevo césped haciendo previamente a la siembra una buena batida en busca de esas perversas invasoras.

– ¿Cuándo cortarlo? Depende de la variedad que tengas en casa, pero ahora que empieza a calentar el sol, hazlo una vez cada dos semanas como mínimo. Lo ideal a partir de junio es que lo hagas cada semana o 10 días, aunque si empieza a apretar demasiado el calor o en épocas de sequía te recomiendo que lo hagas muy a menudo pero no muy corto, para que las hojas puedan mantener la humedad atrapada.
El secreto está en dejar el pasto lo suficientemente alto para evitar que las raíces pasen hambre, pero suficientemente corto para que luzca bien. Y sobre todo, hacerlo con regularidad, no variando mucho el tiempo entre corte y corte.
Consejo: Sobre todo, no lo cortes cuando caigan o vayan a caer heladas o corra viento frío, pues se quemarán esas puntas enternecidas por el paso de la cuchilla.

– ¿Cómo cortarlo? Limpia bien el césped con un rastrillo antes de cortar, eliminando hojas, ramas, piedras, alambres… para evitar pequeños accidentes cuando pases el cortacésped.
Consejo: nunca cortes el césped mojado (ni después de regar ni de llover) pues dañarías las puntas y formarías una pasta en la máquina que te haría la vida imposible durante la tarea.

Fuente: blog 20 minutos

Articulos relacionados

Blog Home Sweet Home - 3 enero, 2017
  Si estas rebajas has aprovechado para dejar tu armario a punto, es hora de remangarse y vestir también...
Blog Calidad Calidad Selex - 30 marzo, 2016
En nuestra selección, tenemos muy en cuenta aquellas preferencias que sabemos que son importantes para ti y para tu...
Blog Trucos - 3 febrero, 2016
La Navidad es una época entrañable que muchos adoran pero es una realidad que el presupuesto aumenta de forma...