Blog / Limpiar fuentes de comida en Navidad
19 diciembre, 2016
Limpiar fuentes de comida en Navidad

La llegada de las fiestas de Navidad marca el inicio del período de más actividad de nuestra cocina. Nochebuena, Navidad, Fin de Año… días y días con los fogones y el horno en pleno funcionamiento y con un uso intensivo. Entre asados, gratinados y postres una de las partes que más sufre son las bandejas […]

fuente recién sacada del horno con un asado

La llegada de las fiestas de Navidad marca el inicio del período de más actividad de nuestra cocina. Nochebuena, Navidad, Fin de Año… días y días con los fogones y el horno en pleno funcionamiento y con un uso intensivo. Entre asados, gratinados y postres una de las partes que más sufre son las bandejas y fuentes, que se llenan de grasa y restos de comida.

Para hacernos las fiestas más fáciles y cómodas os damos unos truquillos para ahorrar tiempo en la tan pesada limpieza de bandejas y ollas:

– En fuentes llenas de grasa, como las que usamos para asar cochinillo o cordero, es conveniente pasar primero un papel de cocina para retirar parte de los restos de grasa. Eso nos ahorrará trabajo en la limpieza posterior.

– Llenamos el fregadero de agua caliente y jabón desengrasante e introducimos las bandejas para dejarlas en remojo como mínimo una hora. Si nuestra bandeja no cabe en el fregadero la debemos rellenar con la mezcla de agua y jabón y dejarla reposar de igual manera. Podemos aprovechar el momento entre el fin del segundo plato y los postres o justo antes del café para hacer este paso y así podremos tener los utensilios en el fregadero durante toda la sobremesa.

– Una vez pasado el tiempo fregamos la bandeja con un estropajo, siempre teniendo en cuenta que el material con el que está hecho el objeto lo soporte. Por ejemplo, si es una fuente antiadherente lo limpiaremos con una esponja suave o un paño. En caso que aun así la grasa no desaparezca podemos aumentar el tiempo de remojo.

– Si nuestro problema no es la grasa sino que se nos ha quemado la comida y se han pegado los restos, debemos evitar rascar con un estropajo metálico, ya que así sólo conseguiríamos dañar la olla o bandeja. Para despegar la comida quemada tenemos que hacer una mezcla con agua caliente y bicarbonato sódico hasta que nos quede una pasta espesa. La aplicamos sobre toda la superficie y la retiramos al cabo de una hora con un paño limpio. La costra se tendría que retirar de forma suave y solo nos quedaría limpiar con nuestro jabón habitual.

Con estos truquitos esperamos haceros la limpieza de los utensilios de cocina mucho más fácil para que así podáis dedicar vuestro tiempo a lo más importante: pasar más rato con vuestra familia.

Articulos relacionados

Blog Trucos - 30 marzo, 2016
El almacenamiento de los productos de limpieza es algo que no debe pasarse por alto. No sólo por nuestra...
Blog Trucos - 3 febrero, 2016
Después de las vacaciones de verano y los días de relax y descanso, toca recoger todo el equipaje de...
Blog Trucos - 30 marzo, 2016
  Estamos a punto de estrenar el verano y es el momento de sacar a relucir nuestros muebles de...