Blog / Mantener los muebles de piel es fácil
30 marzo, 2016
Mantener los muebles de piel es fácil

Muchas veces pensamos que un sofá de piel no es buena idea cuando hay niños en casa, aunque para los adultos sea la mejor opción. Este tipo de material se limpia mucho más fácil que otros y el mantenimiento es muy sencillo para que nos dure más tiempo. A continuación os mostramos una serie de […]

Contemporary elegant living room with leather sofa

Muchas veces pensamos que un sofá de piel no es buena idea cuando hay niños en casa, aunque para los adultos sea la mejor opción. Este tipo de material se limpia mucho más fácil que otros y el mantenimiento es muy sencillo para que nos dure más tiempo.

A continuación os mostramos una serie de trucos para limpiar y mantener nuestros muebles de piel que son válidos igualmente para la ropa de cuero:

1- Aspira el mueble a fondo y asegúrate de usar el accesorio de cepillo suave (ya que el cuero se raya fácilmente).
2- Mezcla unas gotas de jabón líquido en medio litro de agua destilada (el agua del grifo es muy dura y puede dejar marcas de cal, por eso mejor la destilada).
3- Prueba en un área pequeña y poco visible del mueble en primer lugar.
4- Frota con un paño húmedo y con líquido jabonoso sobre el mueble. Escurre.
5- Trabaja cada sección del mueble, escurre y vuelve a humedecer el trapo.
6- Después coge un trapo húmedo solo en agua destilada y pasalo por todo el mueble.
7- Seca bien toda la superficie con otro trapo.
8- A continuación pasa un trapo o gamuza suave para sacar brillo.
9- Usa un protector de cuero siguiendo las instrucciones del producto. Lo encontrarás en grandes almacenes.

CONSEJOS:
– El cuero es poroso si se derrama algo hay que actuar de inmediato sino puede penetrar en la piel y quedarse una marca.
– No usar limpiadores abrasivos ya que podrían rayar la superficie.
– No usar aceites o cera para muebles o productos con cera o siliconas ya que pueden dañar la piel. Existen productos específicos para el mantenimiento del cuero.
– No usar limpiadores con amoníaco o lejía en muebles de cuero podrían llegar a causar decoloración.
– No usar toallas humedecidas limpiadoras o cualquier producto alcalino, podría dañar el cuero.

Articulos relacionados

Blog Hogar confortable - 3 febrero, 2016
Con la llegada de la primavera se intensifican las tareas de limpieza y acondicionamiento de distintas zonas y elementos...
Blog Trucos - 30 marzo, 2016
La nevera es uno de los electrodomésticos que debemos dejar mejor acondicionado cuando nos vamos de vacaciones. No pueden...
Los productos Selex te ofrecen distintos tipos de fragancias óptimas para cada ambiente del hogar, del lugar de trabajo...