Blog / Tareas diarias para mantener el orden en casa
3 febrero, 2016
Tareas diarias para mantener el orden en casa

Con los niños, el trabajo, las preocupaciones y quehaceres diarios una de las cosas que seguramente peor llevamos en nuestra vida son las tareas del hogar. Siempre están ahí y nunca se acaban.

Tareas diarias

Con los niños, el trabajo, las preocupaciones y quehaceres diarios una de las cosas que seguramente peor llevamos en nuestra vida son las tareas del hogar. Siempre están ahí y nunca se acaban. Así que, por mucho que nos cueste, debemos dejar de quejarnos y pasar a la acción si no queremos tenerlo todo “manga por hombro”.

Como muchas cosas en la vida lo mejor es incorporar estas tareas en nuestro día a día de forma progresiva para que se conviertan en rutinas en las que ni siquiera reparemos. Por eso os hemos hecho una lista con las tareas básicas diarias que no debes eludir:

– Deja tu cama hecha antes de salir de casa: Aunque te dé pereza es una tarea que no lleva más de 5 minutos y te evita la sensación de desorden que te da al llegar a casa y ver la cama sin hacer.

– Recoge la mesa después de cada comida: Es normal que te entre pereza después de una comida, sobre todo si se trata de la cena y si además la has hecho en el sillón delante de la tele. ¿El resultado? Los platos se quedan toda la noche sobre la mesa. Te recomendamos que cuando te levantes para cualquier otra cosa te “obligues” a recoger la mesa, verás como no se hace tan pesado.

– Dobla y guarda la ropa en los armarios: Cuando llegamos a casa, cansados del trabajo, sólo pensamos en cambiarnos, ponernos las ropa cómoda de casa y sentarnos un ratito en el sofá antes de preparar la cena. Prácticamente nos cuesta el mismo esfuerzo dejar la ropa sobre la cama que, a medida que nos la vamos quitando, doblarla y meterla en el armario. No nos volvamos tan holgazanes.

– Quitar el polvo: Para el día a día la recomendación es usar un plumero atrapa polvo. En pocos minutos tendrás la casa libre de polvo y con sensación de limpieza. Más adelante, una vez a la semana, dedícale un rato más con un trapo y algún producto abrillantador de muebles.

– Recoger la habitación: Muchas veces vas con prisas a hacer otra cosa y te das cuenta de que se te ha olvidado recoger X de la habitación que acabas de dejar. Cuando vayas a salir por la puerta de una habitación piensa si aún te queda algo por recoger en ella.

– Piensa y prepara el desayuno para el día siguiente: Uno de los motivos por los que no se desayuna es porque no tenemos tiempo. Nos levantamos con prisas, con muchas cosas por hacer y desayunamos lo primero que tenemos a mano. Sin embargo, por la noche, a la vez que estás haciendo la cena, piensa en qué vas a desayunar mañana y déjalo preparado. Todo será mucho más fácil.

– Recoge la cocina antes de ir a dormir: No hay peor sensación que levantarte por la mañana con prisas y agobios y ver toda la cocina llena de platos, sobras de comida, botellas o con la pila llena. Por la noche esta tarea no llevará más de 10 minutos, que realmente se hacen muy cortos, si estás escuchando la radio o lo haces en compañía.

– Haz una sola tarea del hogar por día: ¿Qué es lo más importante que tendrías que hacer hoy en tu casa? ¿Planchar, pasar la aspiradora, limpiar el baño? Haz sólo una de ellas por día. No trates de hacer más. ¿La recompensa? Tener la casa siempre limpia y recogida.

– Deshazte de una cosa inútil cada día: Tenemos cientos de cosas absurdas que no hacen más que acumular polvo y espacio en casa. ¿Por qué no empezar a deshacernos de ellas? Proponte deshacerte de una de ellas cada día, verás que en poco tiempo recuperas espacio sin casi darte cuenta.

Fuente: uncafelitoalasonce.com

Articulos relacionados

La mopa se ha convertido en muchos hogares en un complemento básico para la limpieza. Es especialmente indicado en...
Blog Trucos - 30 marzo, 2016
La nevera es uno de los electrodomésticos que debemos dejar mejor acondicionado cuando nos vamos de vacaciones. No pueden...
Blog Home Sweet Home - 30 marzo, 2016
  El Mediterráneo no sólo inspira y repercute en la alimentación, una de sus aportaciones más emblemáticas y conocidas,...